Artes marciales medievales

  1. #27   El Kung Fu parece más espectacular para contemplar con unas palomitas, además del juego que, da para sacar guiones de la nada, toda la filosofía de honor, disciplina, harmonía con la naturaleza, blablabla, que conllevan las artes marciales orientales.
    Por aquí se lleva más hacer el gilipollas delante de un toro.
    votos: 0    karma: 7
  1. #31   #27

    Yo me he forjado una opinión al respecto.

    Desde un punto de vista puramente marcial, vamos, para darse de hostias y defenderse en la vida real la oferta de estilos de lucha es amplísima. Como arte de autodefensa puro y duro me decanto por el Krav magá. Los soldados israelíes serán lo que son, pero tienen uno de los sistemas de defensa personal más efectivos del planeta. Puñetazos , patadas , codazos, rodillazos, derribos, inmovilizaciones, etc.. tecnicas destinadas a hacer mucho daño y salir victorioso de la contienda. Auténtica lucha callejera.

    EL kung fu tiene diversas variantes. La más directa y practicada actualmente es el Sanda o boxeo chino. Patadas , puñetazos , derribos etc... muy enfocado a torneos, con sus reglas, etc... nada de coreografías, saltos, poses extrañas. De hecho el ejercito chino es instruido en ésta forma de combate cuerpo a cuerpo. De las variantes "tradicionales" del kung fu me quedo con el wing chung. Me encanta ver la velocidad a la que vuelan los puñetazos. Un maestro te puede asestar una serie de directos a la cara en un segundo (literalmente). Incluso vi a un practicante de wing chung derribar sin esfuerzo a un kick boxer...pero bueno la experiencia y la pericia de cada combatiente tendrían también algo que ver, aparte del estilo utilizado.

    El que se conserven formas marciales antiguas, supongo que se debe también al gran arraigo cultural entre la población. Y también por lo que tu dices , la filosofía del honor, la educación en valores tan saludables como la perseverancia, la humildad (no confundir con la modestia) , el respeto al maestro/sensei...
    votos: 4    karma: 33
comentarios cerrados

menéame