Autorizan a disparar a perros abandonados en Tenerife

  1. #49   #30 jaurías? Por favor, no confundamos perros salvajes con abandonados. Los perros abandonados no son peligrosos per se. De hecho se acercan a la gente pidiendo comida y caricias. Prueba a recoger a uno y adoptarlo, verás, son muy agradecidos.
    votos: 2    karma: 30
  1. #51   #49 No dejan de ser un peligro cuando se acercan a carreteras, o pequeños daños económicos cuando se meten a un gallinero, no obstante tu solición de intentar buscarles un hogar me parece la más apropiada ;)
    votos: 1    karma: 4
    1. #52   #51 el peligro son los seres humanos cuando adquieren un animal por puro capricho y cuando deja de ser gracioso lo abandonan; cuando no se hacen responsables de su mascota y no la esterilizan o dejan que críe, o luego abandonan las crías a su suerte....
      votos: 0    karma: 9
  2. #61   #49 No lo decía por decir, hace 4 años me atacaron 2 perros abandonados a las afueras de un pueblo y no fue demasiado agradable. Por suerte no eran muy listos y en vez de derribarme uno intentó morderme un tobillo sin más, y como llevaba botas, tejanos y calcetines gruesos solo consiguió dejarme marca, sin sangre. Después de algunas patadas y la ayuda de un abuelo que paseaba cerca se fueron. Lo dicho, no fue agradable.

    Dices que se acercan pidiendo comida y tal, te doy la razón, pero hay que matizar. Entre los perros existen dos clases, esos que han sido educados y mimados y esos que los dueños no les hacen ni puñetero caso y crecen siendo unas fieras inaguantables. Los educados cuando son abandonados son como tu dices, dóciles y en busca de un poco de cariño y comida. Las fieras sin embargo son feroces, si cuando estaban bien alimentados ya tenias que ir con cuidado de que no mordieran a alguien cuando son abandonados y tienen hambre no se lo piensan dos veces antes de atacar a alguien.
    Y por desgracia los dueños que pasan más de sus mascotas suelen ser los que más abandonan, así que las jaurías no son pocas.
    votos: 0    karma: 7
comentarios cerrados

menéame