Los alumnos españoles de 9 años, por debajo de la UE y OCDE en lectura, matemáticas y ciencias

  1. #97   #96 Lee otra vez la primera oración de tu comentario. Ahora, ¿crees que el alumno con escasas capacidades, sin ningún tipo de ayuda, tendría solamente un 40% de fracaso escolar? Yo te digo que, sin ayuda, probablemente el fracaso en este tipo de alumnos sería del 100% (sé de lo que hablo porque es a lo que me dedico).

    Lo ideal es ayudar a todos. Si no se puede —o no se quiere, que es lo que pasa en este país—, lo lógico es ayudar a quien tiene más probabilidades de fracaso.

    Conozco muy bien —en mis propias carnes— la desmotivación que provoca el ir por delante de los demás de tu clase, el aburrimiento, la falta de retos, etc. Pero aun así, tú mismo aportas pruebas de que el 60% de esos alumnos sale adelante sin ayuda. ¿Que debería ser el 100%? Por supuesto. Sacas de mis comentarios conclusiones que yo no intento sugerir. Creo que el sistema educativo debe procurar el éxito en todos los alumnos. Si no recuerdo mal, he dicho antes eso mismo casi literalmente.

    En este país la educación avanza lentamente, cuando podría avanzar más rápido, porque es necesario dedicar aún más recursos, y porque casi nadie, seamos sinceros, cree realmente en que la educación sea uno de los motores de la realización y la felicidad personales (estoy convencido de que casi el 100% de los padres quiere a sus hijos con locura, y el porcentaje de los que se preocupan y trabajan por su educación no creo que llegue al 60%. ¡Y hablamos de sus propios padres!). La cosa es así: necesitamos más dinero. No solo para sueldos, que también (me produce risa que se repita hasta la saciedad que queremos que los profesores sean los mejores de cada carrera universitaria... Pagando una basura de sueldo, ¿qué buen estudiante va a querer dedicarse a esto? ¡Esto es el último recurso de un licenciado!); sino además en programas de refuerzo tanto para alumnos con deficiencias como con dificultades leves o sobredotados.

    Para que te quede claro: veo necesario que se atienda a todo tipo de alumnos según sus necesidades. Es más, la legislación vigente lo exige. Pero sigo manteniendo lo mismo: si solo se dedican esfuerzos a una cosa, y los alumnos con dificultades de aprendizaje tienen más probabilidades de fracasar si se les deja de lado que los dotados, lo lógico es destinar los recursos a los primeros. Y creo que sigue quedando claro que no es lo que defiendo, es solamente el mal menor.
    votos: 1    karma: 22
  1. #98   #97 Ahora veo más claro tu punto, pero lo de el mal menor es muy relativo. Un 40% de alumnos con altas capacidades y fracaso escolar es una salvajada, deberían adquirir conocimientos que les permitan realizarse y mejorar la sociedad, no acabar compitiendo por puestos de baja cualificación, mientras en la sociedad sobra empleo de alta cualificación y falta de baja. Si al listo le das herramientas, mejora la sociedad, lo cual a largo plazo repercute en todos los demás. No se debe ayudar a unos y no a otros, simplemente hay que dar una educación adaptada para cada uno.

    El mal menor del que hablas, es la eterna duda entre apostar al presente, o apostar al futuro. A veces el mal menor a corto plazo implica un mal mucho mayor a largo.
    votos: 0    karma: 7
comentarios cerrados

menéame