Los alumnos españoles de 9 años, por debajo de la UE y OCDE en lectura, matemáticas y ciencias

  1. #93   #87 Algunas de las cosas que dices están de acuerdo con lo que digo yo, no sé si no has entendido totalmente mi comentario o no me he expresado yo bien (seguro que lo segundo).

    En cuanto a lo que creo que sí criticas de mi comentario, yo no estoy siendo conformista, ni creo que se maquillen cifras. Más bien al contrario, creo que tanto medios de comunicación adictos al régimen liberal como políticos intentan sembrar el catastrofismo, para poner a la gente en contra de los profesores (y, por extensión, del funcionariado) y así poder seguir tranquilamente mermando la calidad de las administraciones públicas y bajando los impuestos a los pudientes. Sin embargo, el hecho de que, vista en conjunto, la educación en este país ha mejorado muchísimo estas tres últimas décadas es incontestable. Que aún es muy mejorable, pues también, no lo puedo negar.

    Sobre las adaptaciones a los niños con sobredotación intelectual: creo que está claro que no defiendo que se los deje de lado (como, incomprensiblemente, dice #92 que hago). Lo que digo es que primero hay que atender a los que más ayuda necesitan, porque es más probable que los niños especialmente dotados salgan adelante por sí solos (es muy triste esto, pero sigo diciendo que es mejor; muy lejos de defenderlo, claro).

    Si tenemos (pongamos por caso, inventando porcentajes y simplificando mucho las cosas) a 10 niños, de los cuales:

    8 están en la media de capacidades (y podrían llegar a un éxito de 75).
    1 está por debajo de las capacidades promedio (y podría llegar, sin ayuda, a un éxito de 25).
    y 1 está por encima del promedio (y por sí solo llegaría a 80, aunque con ayuda podría llegar a 100):

    Si solamente podemos destinar recursos a uno de los individuos marginales, creo firmemente que para un modelo social de igualdad de oportunidades es preferible —aunque no idóneo— esforzarse en que ese alumno con capacidades inferiores pueda acercarse a 75, aunque ello nos cueste que el alumno sobredotado se quede en 80, que es un nivel de éxito muy bueno, e intentar asegurar cierto nivel de éxito en todos, que dedicarnos exclusivamente a que el alumno dotado llegue a su máximo potencial y condenar al alumno con carencias al fracaso.

    Lo ideal, por supuesto, sería tener y dedicar recursos a que todos ellos alcanzasen su máximo potencial, pero en este país muy poca gente cree de verdad en las bondades de la educación y su carácter imprescindible en una sociedad justa y moderna, y nos falta tiempo para criticarlo todo, no se nos escucha a los profesores (que somos los que entendemos de esto) y los recortes educativos a todos los niveles gozan de las simpatías de gran parte de la población.

    Saludazos.
    votos: 1    karma: 21
  1. #96   #93 El que está por encima del promedio tiene tantas posibilidades de suspender como el que está por debajo. Es más, como no aprueba por desmotivación, y de falta de hábitos y estudio, lo intentan mezclar con los que están por debajo, para que apruebe más fácil. Deleznable. Y te lo digo por que a mí me pasó, y fracasé en 2º de bachillerato, y como yo muchos, por que me acostumbré a ir aprobando el último día y no cogí ninguna clase de hábito de estudio, por lo que mis notas se fueron deteriorando, y cada vez tendía más a dejarlo todo para el final por que al final aprobaba. Así que con 2 asignaturas suspendidas quedé en el puto limbo, no podía hacer FP (salvo grado medio) ni ir a la Universidad ni nada, desmotivador al 100%. Al final las aprobé, pero fue una putada gorda, y no soy el único caso similar. Si se me hubiese exigido a mi nivel desde el primer día, no habría tenido ese problema.

    Deberías saber que el fracaso escolar afecta al 40% de niños no altas capacidades. Es un desperdicio de talento enorme. Deberías saber, también, que un alumno con capacidades elevadas no sólo entiende más rápido, sino que una vez ha entendido la materia, no logra mantener la atención el resto de la clase, y se va descolgando, y acaba con la atención muy dispersa y con el mal hábito de ir a clase a pasar el rato. A eso hay que sumarle la falta de hábito y esas cosas. Yo todavía estoy luchando con la tendencia que acumulé durante el colegio a dejarlo todo para el último día por que me sobraba.

    Me parece increíble (bueno, en realidad es lo más normal...) que se piense que un alumno con capacidades elevadas se educa solo y que hay que dedicar más recursos a los que tienen bajas. Hay que dedicar los mismos, unos por que no llevan y otros por que se desmotivan, al final acaban todos mal. Y a día de hoy (al menos en donde he estudiado yo) cuando un alumno va mal todo lo que se suele hacer es mandarlo al itinerario fácil, o hacerle recuperaciones más fáciles, o cosas por el estilo.

    www.laopiniondezamora.es/zamora/2011/03/16/fracaso-escolar-afecta-40-n
    votos: 1    karma: 18
    1. #97   #96 Lee otra vez la primera oración de tu comentario. Ahora, ¿crees que el alumno con escasas capacidades, sin ningún tipo de ayuda, tendría solamente un 40% de fracaso escolar? Yo te digo que, sin ayuda, probablemente el fracaso en este tipo de alumnos sería del 100% (sé de lo que hablo porque es a lo que me dedico).

      Lo ideal es ayudar a todos. Si no se puede —o no se quiere, que es lo que pasa en este país—, lo lógico es ayudar a quien tiene más probabilidades de fracaso.

      Conozco muy bien —en mis propias carnes— la desmotivación que provoca el ir por delante de los demás de tu clase, el aburrimiento, la falta de retos, etc. Pero aun así, tú mismo aportas pruebas de que el 60% de esos alumnos sale adelante sin ayuda. ¿Que debería ser el 100%? Por supuesto. Sacas de mis comentarios conclusiones que yo no intento sugerir. Creo que el sistema educativo debe procurar el éxito en todos los alumnos. Si no recuerdo mal, he dicho antes eso mismo casi literalmente.

      En este país la educación avanza lentamente, cuando podría avanzar más rápido, porque es necesario dedicar aún más recursos, y porque casi nadie, seamos sinceros, cree realmente en que la educación sea uno de los motores de la realización y la felicidad personales (estoy convencido de que casi el 100% de los padres quiere a sus hijos con locura, y el porcentaje de los que se preocupan y trabajan por su educación no creo que llegue al 60%. ¡Y hablamos de sus propios padres!). La cosa es así: necesitamos más dinero. No solo para sueldos, que también (me produce risa que se repita hasta la saciedad que queremos que los profesores sean los mejores de cada carrera universitaria... Pagando una basura de sueldo, ¿qué buen estudiante va a querer dedicarse a esto? ¡Esto es el último recurso de un licenciado!); sino además en programas de refuerzo tanto para alumnos con deficiencias como con dificultades leves o sobredotados.

      Para que te quede claro: veo necesario que se atienda a todo tipo de alumnos según sus necesidades. Es más, la legislación vigente lo exige. Pero sigo manteniendo lo mismo: si solo se dedican esfuerzos a una cosa, y los alumnos con dificultades de aprendizaje tienen más probabilidades de fracasar si se les deja de lado que los dotados, lo lógico es destinar los recursos a los primeros. Y creo que sigue quedando claro que no es lo que defiendo, es solamente el mal menor.
      votos: 1    karma: 22
comentarios cerrados

menéame