La absurda cuestión del DRM (Digital Rights Management, o Gestión de Derechos Digitales)

  1. #21   #20 Pues muy bien.

    Es simple 1 ebook=decenas de libros en papel. A no ser que lo compres para usarlo de pata de la mesa.
    votos: 1    karma: 23
    1. #36   #21 Dios, que paciencia la tuya compañero... Está claro que #20 tiene que ser un troll, porque hay que ser muuuuy cortito para no entender que un ebook es más ecológico que un libro en papel. Las cuentas son claras: con la energía que empleas para cortar el arbol, triturarlo, crear el papel, imprimirlo, encuadernarlo, transportarlo... Con esa energía podrías tener encendido tu ereader y una lamparita de 15W (que también hace falta para el libro en papel, que se ha puesto pesadito el chico), no se, ¿Durante tres vidas enteras?

      En cuanto al meneo, el DRM me parece una soplapollez, con perdón, de una industria que peca, como el caso de las discográficas, de total analfabétismo tecnológico e incapacidad para adaptarse a los cambios. Yo creo que debemos avanzar, poco a poco, hacia la generalización del ebook, y ir abanndonando el papel poco a poco. En este proceso creo que habría que idear un modo de retribuir a los autores de manera directa y asequible para el consumidor, ya que los escritores no tienen otra cosa para comer que la venta de sus creaciones.
      votos: 1    karma: 13
      1. #44   #15 La distribución, pues depende de lo que cueste el sistema de servidores que soporta el proceso, que esas cosas también gastan tela de energía no es un ordenador chiquito que se enciende de vez en cuando.

        #36 No tendría yo tan clarísimas las cuentas porque no sé realmente ni el coste energético de una planta de papel y una imprenta comparada con fábricas de plástico, cristal, baterías y componentes electrónicos varios. Que queda muy bonito poner el proceso del libro y decir que solo el consumo del lector electrónico. Tendría que poner extraer petróleo, refinarlo, crear plástico, extraer metales, crear silicio, crear microchips, crear la tinta electrónica, ensamblarlo, llevarlo a las tiendas y sin contar que necesitas también un ordenador y un acceso a internet para usarlo.

        Igual que no tengo tan claro qué es más contaminante tanto en el proceso de fabricación como cuando te quieres deshacer de ello. Intuitivamente me da la sensación que puedo tirar un libro a la basura normal o dejarlo en el campo y no contamina tanto como un aparato que tenga una batería y que deje abandonado en un sitio que no sea de reciclaje. O su facilidad para reciclarse... No me parece todo tan evidente la ecología del lector electrónico. Sí su utilidad y el poder ahorrar espacio en casa y viajes.
        votos: 2    karma: 24
        nom nom
    comentarios cerrados

    menéame