Habla una inspectora de sanidad: así es la verdadera 'Pesadilla en la cocina'

  1. #102   Hace poco fuí con mi novia a Salamanca. Comi pinchos morunos en un restaurante, y uno de ellos estaba quemado por fuera y medio crudo por dentro.

    A la media hora tuve que volver al hostal a toda hostia porque me cagaba vivo. Eso olía peor que él vomito de un yonki tras haber comido huevos podridos y despues haber cagado encima.

    Así que imaginad como tenía las tripas.
    votos: 2    karma: 26
comentarios cerrados

menéame