Habla una inspectora de sanidad: así es la verdadera 'Pesadilla en la cocina'

  1. #29   Aprovecho la "ben-entesa": A los amantes de la comida japonesa, yo no recomiendo para nada un local llamado take-sushi que está en Barcelona. Dos veces mi acompañante (en una ocasión mi novia, en otra mi prima) y yo hemos cogido anisakis (o por lo menos los síntomas eran los mismos), y una vez ví caminando por un quicio de madera de la pared una cucaracha tal que casi me podría haber puesto a echar un pulso con ella. Además iban a saco, los platos casi te los tiraban encima de la mesa en vez de dejártelos.

    Yo iba porque era de los pocos restaurantes que conociese que hacían arroz al curry al estilo japonés, pero se me quitaron las ganas.
    votos: 0    karma: 6
  1. #39   #29 Me has hecho mirar en un plano de Barcelona para certificar que no era al que yo suelo ir de vez en cuando.
    Aliviado cuando he visto que no.
    Yo al que voy está al principio de la calle Josep Estivill casi tocando Meridiana. Hacen una ternera con salsa teriyaki que quita el sentido. Y tanto el sushi como el sashimi está riquísimo.
    votos: 1    karma: 26
  2. #53   #29 Dos veces mi acompañante (en una ocasión mi novia, en otra mi prima) y yo hemos cogido anisakis (o por lo menos los síntomas eran los mismos)

    ¿Cogiste una vez anisakis junto con tu acompañante y volviste en otra ocasión con otro acompañante y lo volviste a coger?
    votos: 2    karma: 20
    1. #57   #53 Es que tampoco estaba seguro de si fué eso o no (a veces me ha santado mal la comida porque sí, sin necesidad de que estuviera mal). Además, a veces hemos tenido épocas de mucho antojo de comida japo y hemos comido seguido en varios sitios y entonces cuesta saber en qué sitio fue exactamente.
      Al take-sushi en concreto he ido varias veces, quizá unas diez veces haya pedido sushi, y de esas diez creo que solo dos me pasó eso (las últimas veces que fuimos, porque ya no volvimos más). Quizá no era anisakis, quiza tan solo el pescado no estaba fresco del todo.

      Sé que es desagradable, pero lo cuento. Los síntomas fueron:

      Despertarme al dia siguiente con bastante dolor de estómago. Entonces me dieron muchas ganas de ir al lavabo a "sentarme", fui con diarrea y el olor de las heces era nauseabundo, como de pescado podrido. Además, era una diarrea muy abundante y tuve que volver tres o cuatro veces más en toda la mañana porque me volvían a dar retortijones. Mi acompañante comió menos sushi que yo, y no le pasó tanto. Por la tarde ya estábamos los dos bien.

      Lo siento por los que esteis desayunando / comiendo --_--'
      votos: 0    karma: 7
comentarios cerrados

menéame