Por los dos cachetes

  1. #31   #28 Pues no, ya ves. Mis padres se mudaron a otro piso y mi hermano decidió quedarse en la casa donde habíamos vivido toda la vida. Y la pagó religiosamente. Lo único que pasó es que en vez de pedir 40 millones de pesetas por un piso que hacía 25 años había costado 3 millones, "sólo" pagó 30 millones, por supuesto pidiendo una hipoteca, etc. A Hacienda le pareció que esto no podía ser. En realidad era el precio que costaba el piso unos años antes. Los 10 millones extra fueron al final de la burbuja. Hacienda actualizó el valor de los pisos bastante rápido, en cambio para bajarlo no parece que se den tanta prisa.
    votos: 1    karma: 16
comentarios cerrados

menéame