¿Cómo tomar una ciudad aparentemente inexpugnable con unos cuantos gorriones?

  1. #34   Se me ocurre pensar que el calor del fuego quemaría al pájaro o cuerda que lo sostiene, antes que a éste le dé tiempo de llegar "a casa", suponiendo que sea eso lo que hace un gorrión cuando nota que se le quema el trasero. Si el fuego es fuerte seguramente lo achicharraría, si es demasiado débil, probablemente se apagaría.
    Luego está el tema práctico de si
    resulta o no fácil capturar vivo e ileso a muchos gorriones.
    De todas formas, bonita leyenda.
    votos: 4    karma: 39
  1. #35   #34 Buena observación. Si de mi dependiera aplicar el invento :-D , empaparía con brea (no se apaga ni a tiros) el extremo de la cuerda al que se ate el trocito de madera -como dice el artículo-, y con un poquito de barro el resto. Mientras se consume la capa de brea, arde ésta, no la cuerda, y la humedad y el barro evitan que arda el resto de la cuerda.

    Si la cuerda es corta pero lo suficientemente larga como para que no se nos incendie el pájaro, volará como loco hacia su refugio al ver que, por más que lo intenta, no consigue alejarse del fuego.

    Menudo debía ser este tío para ocurrírsele semejante idea.
    votos: 4    karma: 42
    zaq zaq
comentarios cerrados

menéame