El manzanillo de la muerte, un árbol bajo el que no puedes echarte ni una siesta

  1. #45   Yo creía que todolo natural era mejor, ¿No?

    #20 #11 Tal vez no siempre fue así: quizá una mutación genética lo hizo venenoso (o al menos sus frutas venenosas son resultado de una mutación relativamente reciente, pero probablemente el resto siempre fue venenoso). No sé si exista algún animal que sea inmune al veneno, como los pájaros lo son al picor del ají.

    Por otra parte, eso de las hojas venenosas no es nada de otro mundo; alguno árboles hacen eso para eliminar la competencia.

    #19 Excelente punto. Tal vez los animales grandes no caigan tanto en la trampa, pero sí los animales pequeños.
    votos: 5    karma: 57
  1. #47   #45 Debería ser así. No veo útil en la especie que sus frutos queden ahí en el suelo debajo de él rodeado de cadáveres de animales que no esparzan sus semillas lejos. Las plantas no se pueden mover, les conviene que sus semillas lo hagan. Hombre, si el árbol entero tiene tan mala hostia para ser venenoso de esa forma dudo que luego quisiera dejar sus frutos desprovistos de maldad xD
    votos: 1    karma: 18
    1. #53   #47 Tienes razón; sin embargo debemos considerar el hecho de que es un árbol de playa. Quizá el árbol no necesita que ningún animal coma sus frutos ni difumine sus semilla porque el mar hacer el trabajo; lo mismo sucede con los cocos. Ahora bien, no sé si el fruto flote en el mar; si es así, tal vez esto fue lo que permitió que este árbol venenoso no se extinguiera.

      Yo soy de Puerto Rico y, no se donde, pero creo que he visto a este árbol y sus frutos. No sé, tal vez he visto alguno similar, pero no sabía de su existencia, ni mucho menos de que existía en Puerto Rico (aunque tal vez el departamento de recursos naturales lo ha eliminado casi totalmente; no me sorprendería). Aquí nos enseñan que el Caribe es el jardín del edén y no hay ni serpientes ni frutos genenosos.
      votos: 1    karma: 18
  2. #78   #45 las hojas venenosas son normales, porque a ningún árbol le interesa que se coman sus hojas, que es de lo que vive. Ahora bien, los frutos normalmente tienen azúcares para que los animales se los coman y esparzan las semillas. En cualquier caso es una mutación que aparentemente no le ha perjudicado demasiado, hasta que se ha metido con el turismo, ¡hasta ahí podíamos llegar!

    #22 hombre, reconocerás que esos reptiles tienen mérito (más que respeto del árbol, que no respeta ni el algodón), de hecho, pudiendo vivir en un entorno así no me extrañaría que no salieran mucho del árbol, es su propia fortaleza tóxica. Supongo que es probable que exista alguna clase de relación simbiótica entre ambos. Si es el caso, la evolución conjunta de varias especies siempre es sorprendente e interesante.
    votos: 1    karma: 20
comentarios cerrados

menéame