Telepizza: abusos y vejaciones

  1. #11   #3 Yo también trabajé en Telepizza, y hay que dejar claro que el autor del artículo está tratando de generalizar y manipular los datos de cierta manera. Por una parte, pocos son los jefes de tienda y/o encargados así, al menos en el área de Bizkaia, ninguno de los que haya conocido ( casi todos ).

    Por otra parte dice lo del sueldo de los 320 euros. Esa cifra es la que cobra un auxiliar de tienda ( el que hace la pizzas y atiende al teléfono ) estando a 50 horas mensuales. Si, es una mierda, pero hay que precisar que no es por jornada completa. Los repartidores, además del salario base que cobran los auxiliares, tienen pluses por reparto y las consabidas propinas, que pueden llegar tranquilamente a 10 euros diarios. Yo era repartidor, y hasta hace dos años, que fue cuando dejé la empresa, estando a 100 horas mensuales, mi salario era de entorno a los 600 euros. Trabajando poco más de media jornada, y sumado las propinas, llegabas fácilmente a los 750 euros.

    No era mucho que digamos, pero reitero que eran 100 horas.

    El ambiente laboral, al menos en la tienda donde estuve y en las que he podido conocer, ni de lejos era como se indica aquí. Hay de todo.
    votos: 39    karma: 302
    1. #15   Yo recuerdo hace como 5/6 años:

      -Se pagaba 200 euros de sueldo por unas 14 horas semanales. Librabas creo que era un dia, nunca un viernes/sabado
      -Se sacaba mas en proporcion de propinas que de sueldo.
      -Las motos no frenaban (la primera vez casi me mato), no tenian luz. Algunas no cerraba el cajon (habia quien le ponia un palo para intentar cerrarlo) y recuerdo de haberse abierto en mitad del trayecto cayendose un regalo.
      -En invierno con el frio las motos no arrancan y te quedas tirado.
      -No hay cascos para todos y el que queda es uno que tiene un golpe como de un puño, vamos que tenia que estar en la basura. Te lo pones aunque se te cae porque es inmenso.
      -Te dan unos guantes y una gorra, si los pierdes, se acabó.
      -2 Sabados al mes habia que ir a la mañana a echar propaganda a los buzones.


      #11 En mis tiempos no se iba a comision alguna, se ganaba algo mas fuera, en la moto que recuerde. Lo de las propinas de 10 euros eso era un sabado bueno, la media creo que la hice una vez y era entorno a 3 euros el dia o menos.
      votos: 16    karma: 139
       *   jrz jrz
    2. #36   #11 Yo estuve trabajando 4 meses en Telepizza y me fui porque no lo aguantaba más. Es verdad que no llegó al caso de este pobre hombre pero las condiciones son terribles. Como algunas de las putadas recuerdo que trabajaba 5 días a la semana para a veces no llegar a las 13 horas semanales, me llamaban de improviso para ir a trabajar (estando en la facultad) porque cambiaban los horarios como les daba la gana, había días que tenía que ir dos veces para trabajar un total de 4 horas (de 1 a 3 y de 9 a 11, todo el día perdido) y eso si no me hacían la jugada estrella: ir a trabajar y una vez llegado allí que te digan "hay poco trabajo, así que vete a tu casa", naturalmente esas horas no las cobrabas y habías perdido la tarde/mañana porque tenía que ir en autubús y tardaba media hora.
      Me sugerían que corriera todo lo que pudiese y más, que si hacía falta me saltara semáforos e hiciera las pirulas que hicieran falta pero cuando me cascaron una multa va el jefe de tienda y me dice: ¿cómo se te ocurre hacer eso hombre? (riéndose por lo bajini). Lo dicho, una tortura para cobrar 300 euros contando la propina . Sí, a mi también me contaron la historia de cobrar 500-700 euros el día del contrato y cuando llegué a la tienda y se lo conté a mis compañeros se mearon de risa. En serio, no trabajéis allí, vuestra dignidad y trabajo vale mucho más de 300 euros.
      votos: 9    karma: 79
    3. #92   #11 Por el año 2002-03 se cobraban las horas extra a 3 € por hora, menos que el salario mínimo por hora de la época. Las horas extras eran la mitad de las horas que hacías, te contrataban por 10 h/semana y hacías 20 h/semana o más, y por supuesto, todas esas horas no se declaraban a la seguridad social, pero sí que metían ese dinero en la nómina y pagábamos los impuestos correspondientes. Además las horas extras se pagaban dos meses después de haberlas trabajado. La inmensa mayoría de trabajadores ni sabían que cobraban menos que el salario mínimo
      votos: 1    karma: 16
  2. #21   Como ha dicho #3 supongo que depende de la tienda en la que estés. Yo tengo muy buenos recuerdos de cuando estudiaba y echaba un par de horas en el telepeich.

    Supongo que ahora con la crisis habrán cambiado mucho las cosas, pero vamos, que si el jefe es un cabrón lo va a ser con crisis y sin crisis.

    En estos casos creo que lo mejor es hacer piña entre todos los trabajadores y denunciar.
    votos: 2    karma: 26
  3. #49   #3 Trabajé en una de las tiendas de Ciudad Real y lo grave del asunto es que lo que se dice aquí para nada me parece exagerado. Tanto de los malos comentarios y de las broncas por que sí hasta que te exijan llegar antes de tiempo. Que la suma de horas de trabajo sean menos a las realizadas, etc... etc... etc... Yo terminé tan cansado después de 4 años que en cuanto pude salí de allí. Y aguanté tanto por que con ello me pagaba la carrera y mis gastos. Es un claro ejemplo de trabajo precario, y peligroso en el caso de los motoristas: obligados a salir con fuertes lluvias y hielo en la carretera.
    votos: 2    karma: 24
    1. #51   #49 Con hielo en la carretera no sales.
      votos: 0    karma: 10
  4. #81   Voto "Sensacionalista" gracias a #11 #3 por sus comentarios. Lo siento por el chaval pero jefes cabrones los hemos tenido casi todos más de una vez en nuestra vida lamentablemente. Meter el nombre de la empresa en este preciso caso no me parece justo.
    votos: 3    karma: -10
  5. #85   #3 La culpa de eso no es sólo de Telepizza. En España hay varias empresas así. Da igual el tamaño y la facturación. Es la actitud del pequeño jefe mediocre, del esclavo con látigo, amparado por la dirección que se aprovecha.
    votos: 0    karma: 6
    qqm qqm
comentarios cerrados

menéame