Los datos no mienten. Una pancarta que dice muchas cosas

  1. #14   #11 Es anual para gastos de funcionamiento.

    De ahí se paga la luz (unos 3000 euros cada dos meses en mi centro), el agua, el teléfono e internet, las fotocopias, el gasoil de la calefacción, el transporte escolar, las limpiadoras, el correo y las pequeñas reparaciones (pinturas, ventanas, persianas, etc...). Luego hay presupuestos para otras cosas más grandes, pero desde 2010 están cortados a 0.

    Las nóminas de la plantilla sale de partidas presupuestarias de las consejerías correspondientes.

    Los concertados reciben una partida para todos esos gastos y las nóminas, que ellos sí que las pagan de ese presupuesto. Por eso la diferencia tan grande de cantidades que dice #13
    votos: 33    karma: 289
  1. #16   #14 Supongo que en esa partida global también van las partidas para cada departamento (en el mejor de los casos unos cientos de euros) para compras de materiales o actividades extra, para la biblioteca (compra de libros) y esas cosas. Es decir, los gastos que tú enumeras son prácticamente imprescindibles. Se puede ahorrar algo, pero no siempre. Pero la calidad educativa también está en las actividades extra que el centro puede hacer (por ejemplo, alguna charla o conferenciante interesante), en comprar algún material didáctico, algún diccionario para las aulas, libros de consulta...
    votos: 2    karma: 25
    1. #35   #16 En mi centro, desde 2010 para acá el presupuesto asignado a cada departamento se ha suprimido. Ahora, si un departamento necesita algo, va al secretario y lo pide. Y se verá si hay dinero. En lugar de 200€ por departamento al año hay 1600€ para todos (por ejemplo) y se gastan si a juicio del secretario son imprescindibles.

      Recortes racionalización del gasto lo llaman.
      votos: 3    karma: 36
  2. #37   #14 Aclaratorio para no caer en el sensacionalismo
    votos: 0    karma: 6
comentarios cerrados

menéame