Imágenes para soñar: nerds de los 70 y 80 jugando a rol

  1. #43   #33 di que sí!

    Yo recuerdo que empecé a los 14 o así dirigiendo porque nadie quería,... y con 33 nos seguimos reuniendo tres amigos una vez al mes para jugar a Rolemaster, Cyberpunk, Cthulhu o lo que caiga. Si acaso con esto de hacerse mayor, las partidas se hacen más "adultas" en temática y desarrollo.

    #1 ey a estas alturas no es tan raro. Sobre todo como pongas sobre la mesa vampiro la mariscada, las mujeres surgen de todas partes :-P

    #41 El ciclo de la Puerta de la Muerte. Siiii! Épico!!!

    #24 una partida sin calimocho no es partida ni es ná xD . No para tajarse, pero el calimocho sigue siendo nuestro refresco oficial.

    De todos modos me da la sensación de que el rol "puro" de mesa ha caído mucho. Bueno, yo recuerdo que su casidefunción vino con el Magic the Gathering, recuerdo cómo de repente las tiendas dejaron de ser anfitrionas de partidas para montar los mil torneos de las cartitas.

    Supongo que el negocio de vender cartas o las figuras ultracaras del Warhammer era bastante más rentable, porque siempre hay perezosos que dirigen de módulo, pero una vez te has comprado el libro del sistema que vas a dirigir y unos dados no necesitas más, es una afición muy barata realmente.
    votos: 2    karma: 39
     *   yemeth yemeth
  1. #73   #42 El máster los tiene, descargados de internet. Y no debe de ser demasiado difícil encontrarlos. Por ejemplo, todo lo de Star Warl de West End Games lo encuentras en media horita.

    #43 Estaría bien crear una especie de facebook para poner en contacto a todos los grupúsculos de rol que aún sobreviven en España. Nosotros no estamos afiliados a ningún club, pero estaría bien estar en contacto con otros. Pero no tengo ni papa de informática. Yo arrojo la idea.

    Nosotros también tenemos la impresión de que Magic hizo mucho daño al rol. Aunque a larga no sé si hizo bien, porque sirvió de iniciación sencilla para que luego la gente se interesase por el rol.
    votos: 0    karma: 10
comentarios cerrados

menéame