Ecología, esoterismo, soldados y hippies

  1. #90   #89 ¿Qué parte de 10% no has entendido? Yo voy siempre que puedo a probar la comida, a comprar quesos y verduras directamente del productor, a comprar calzado artesanal, las técnicas constructivas sostenibles... Me paso toda la tarde por allí y no me paro ni un minuto delante de un están de magufos, que me jode verlos, pero son los menos.

    Ahora, yo prefiero que hagas mala publicidad, básicamente porque se peta y a una cierta hora hay que marcharse de todo el mogollón de gente que hay.
    votos: 1    karma: 22
  1. #91   #90 Estuve una vez con mi hermana, que es asidua, y salí tan hasta la polla de intentos de comerme la oreja por todos lados que reniego absolutamente de esa basura. Coño, si hasta los de los quesos me decían que alimentaban a las cabras con no se que polla energética, y los de la construcción sostenible decían que combinásemos cierto materiales con el feng shui para hacer las casas mas habitables... Al final me parecieron todos igual de tarados.
    votos: 3    karma: 12
    1. #92   #91 Todos estos timos tienen éxito en gran parte porque las mujeres suelen ser muy receptivas a este tipo de historias. El tarot, la homeopatía, osteopatía, las gilipolleces espíritu-energéticas de todo tipo, astrología, etc. Les encanta querer creérselo, es como una especie de hobby que les hace sentirse mejor, como más protegidas.

      De hecho es parecido a la religión. Pero como ésta, en gran parte de los países desarrollados, prácticamente ha desaparecido en los rangos de edad de 45-50 años para abajo, se sustituyen las creencias de toda la vida por otras chorradas.
      votos: 2    karma: -14
comentarios cerrados

menéame